Dossier Nº5: “Venezuela en la encrucijada. Las elecciones presidenciales frente a la ofensiva del capital”

El domingo 20 de mayo tendrán lugar en Venezuela las quintas elecciones presidenciales desde que el chavismo llegó al poder, allá por 1999. Atravesadas por una coyuntura histórica donde – sin que se haya impuesto el fin de un ciclo – el período de la América Latina “progresista y de izquierda” encuentra en estas elecciones una encrucijada fundamental. No es para menos: Venezuela ha sido, del ciclo poítico anterior, el proceso sobresaliente en términos de radicalidad e iniciativa política, cristalizadas en la reinstalación del horizonte socialista luego de la implosión de la Unión Soviética. El proyecto bautizado como “Socialismo del Siglo XXI” ha vuelto a instalar un horizonte alternativo a la hegemonía del capital transnacional; los economistas Fernando Azcurra y Humberto Rojas Danglade – ambos docentes en universidades venezolanas – analizan críticamente la correspondencia entre esta categoría y la estructura económica venezolana.

Venezuela es, también, el pais que – bajo el liderazgo de Hugo Chávez, desafió la arquitectura política regional que responde a los intereses de Estados Unidos. Sustentándose en el ideario bolivariano de la Patria Grande, Venezuela fue inspiración y motor de espacios de articulación como la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (CELAC) y la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP). No casualmente, es el “vecino del norte” el principal interesado en sepultar la experiencia del chavismo, como analiza la socióloga y docente universitaria Paula Klachko.

Por supuesto, lo que sucede en el país caribeño no se explica sin un contexto regional de reflujo de los gobiernos que – con múltiples diferencias – plantearon una impugnación al neoliberalismo. En este sentido, la batalla electoral del próximo domingo reviste una trascendencia continental: se convertirá en el escenario privilegiado en el que se jugará la continuidad del llamado “ciclo progresista”. El economista y docente universitario, Julio Gambina, reflexiona respecto de la relevancia estratégica de los comicios venezolanos.

No es ajeno a nadie que Venezuela se encuentra en una profunda crisis que, atizada por una feroz guerra económica de ejecución local y mando internacional, no deja de desnudar las flaquezas del proyecto de Chávez y la gestión de Nicolás Maduro. Reinaldo Iturriza López se cuenta entre los pocos referentes del movimiento popular venezolano que, desde una posición de apoyo al proceso, ejerce una crítica implacable a lo que considera tendencias burocráticas y reformistas. El sociólogo y ex ministro de dos carteras (Ministerio del Poder Popular para las Comunas y los Movimientos Sociales y Ministerio del Poder Popular para la Cultura) le brindó una entrevista a ÉPOCAS para hacer un balance de estas cuestiones de cara al desafío próximo. Otro tanto desarrolla el politólogo y analista Julián Aguirre, luego de haber permanecido durante un año en Caracas.

En el momento histórico de la cuarta ola feminista, ÉPOCAS no podía dejar de preguntarse por los avatares del movimiento feminista y diverso en la nación sudamericana. La psicóloga Florencia Catelani nos retrata en una crónica su experiencia participando del espacio de mujeres de una organización popular del país de Simón Bolivar.

De este modo, pretendemos hacer un humilde aporte a una actualización necesaria de este proceso que implicó un parteaguas en la política regional, con ese Caracazo abriendo nuevos caminos en el mismo momento en el que en nuestro país parecían cerrarse. Vapuleado y bastardeado a más no poder, el chavismo es – con sus miserias y virtudes – quizá el ensayo más audaz de un posible orden poscapitalista. La supervivencia de esa perspectiva, junto con la supervivencia del chavismo como tal, se pone en juego el próximo domingo. Una vez más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *